Madrid Fusión

Castilla y León

Ponente

Peter Sisseck

Creador de Dominio de Pingus

El enólogo danés celebra 25 años de Dominio de Pingus, una de las bodegas más reconocidas y valoradas dentro y fuera de España.

En la década de los 80, Peter Sisseck empezó a ayudar a su tío, quien en ese momento estaba revolucionando la producción de blancos en el Château Rahoul. Tras celebrar juntos la añada de 1982, terminó la carrera de ingeniero agrónomo en Dinamarca y se trasladó a California, a la bodega Simi, en Sonoma, donde vivió el contrapunto tecnológico americano, completamente diferente a la manera francesa que conocía. 

En 1990 aterriza en la Ribera del Duero como director técnico de Hacienda Monasterio e, interesado por el movimiento de los vinos de garaje bordeleses, iniciados por su amigo Jean-Luc Thunevin (Valandraud), se decidió a hacer algo propio, fuera del estilo de la bodega vallisoletana. Así surge Pingus, uno de los vinos españoles más prestigiosos del mundo. 

Pingus es el apodo de juventud de Peter, hoy en día el nombre de uno de los principales exponentes europeos de aquellos primeros vinos de garaje. Un vino mítico en el panorama vinícola español, que empezó en aquella década una renovación profunda y que hoy forma parte de la lista de vinos españoles que se comercializan más caros en el mercado internacional. 1.400 euros la botella. 100 puntos Parker.

Desde 1999 Sisseck es también asesor del Celler Mas d’en Gil, en Priorat, y desde 2002 de Quinta Sardonia, en Sardón de Duero. Su última iniciativa personal puesta para Dominio de Pingus es PSI, un benjamín que ya ha conseguido alcanzar la regularidad de sus hermanos mayores.

Peter Sisseck